MUSEO DEL CINE

Nostálgico, Sentimental, didáctico

Ultima entrevista realizada a D. Carlos Jiménez, director del Museo Tecnológico del cine de Villarejo de Salvanés y publicada el día 29 de Mayo de 2.012 en la revista “EL CINE DE AQUÍ”

LA CASA DE LOS OBJETOS ANTIGUOS

El Museo Tecnológico y Profesional del Cine, ubicado en el antiguo Cine París de Villarejo de Salvanés (Madrid), es el fruto de la nostalgia de su fundador, Carlos Jiménez, y de su inquietud por mostrar la historia del cine a esas nuevas generaciones de hoy y del futuro. Su nacimiento estaba previsto hace seis años en la Ciudad de la Imagen de Madrid, pero la pésima situación económica que comenzó y continúa invadiendo al país y a sus proyectos, hizo fracasar esa iniciativa. Sin embargo, a 30 minutos de la capital de España quedaba el viejo Cine París. Partiendo de una iniciativa totalmente privada y, a pesar de la falta de respaldo económico de las grandes instituciones, Carlos Jiménez, director del Museo del Cine, tomó una decisión personal, “poner en marcha el primer Museo del Cine Profesional de España”, indica el director.

Una de las ayudas más importantes de Carlos y por la que asegura que sin ella no hubiera sido posible la apertura de este museo, es la de su mujer Loly Martínez. Su esposa, la mano derecha de Carlos y la primera en prestarse para rescatar objetos de los antiguos cines, solo tiene palabras de agradecimiento para su marido. “La ilusión, la nostalgia y ese sentimentalismo cinematográfico que desprende Carlos cuando nos da alguna explicación, es tan contagioso que nos hace a los demás vivir lo que él ya vive. El cine es ilusión, él es ilusión, y quienes asistimos a sus charlas acabamos tan ilusionados como él”, afirma de forma muy orgullosa, Loly Martínez.

Para conocer de primera mano el funcionamiento del Museo del Cine y la influencia que puede tener este museo en la sociedad, su director Carlos Jiménez abre las puertas de su bien más preciado para mostrar el trabajo de muchos años y la cultura que se esconde en los más de mil metros cuadrados de exposición. Pasen y vean.

1. ¿Podría decirse que en el Museo del Cine permanecen la mayoría de objetos de aquellos cines que hace años cerraron sus puertas?

Exactamente. Es toda una vida dedicada a la recopilación de aquellos objetos que, una vez obsoletos para uso comercial, pasaban al mundo del coleccionismo. Durante casi cincuenta años hemos buscado, adquirido y recopilado las cabinas completas de 148 cines en España. No había internet y hubo que recorrerse toda la geografía española, además de las piezas obtenidas en otros países. El trabajo, también realizado a nivel personal, ha sido enorme (búsqueda, negociación, desmontaje, mano de obra, transportes, almacenaje, restauración…) pero se ha hecho con muchísima ilusión y hoy está dando su fruto a través de un Museo del Cine que, tras visitarlo, la gente exclama: ¡Impresionante! Los comentarios escritos en el libro de visitas dan fe de ello.

2. ¿Nunca han pensado en usar una de las salas para exhibir películas?

El Museo del Cine ocupa una extensión de1.000 metros cuadrados, sin embargo ésta es solamente una de las tres salas que tenía el antiguo Cine París. Aún quedan dos. Una de ellas, aunque ahora deshabilitada, tenía una aforo de 200 butacas. Mi intención y mi ilusión es rehabilitar en un futuro esta otra sala donde ofrecer proyecciones didácticas a los visitantes del museo y públicas en general. Considero que con ambas funciones podría mantenerse satisfactoriamente pero los tiempos son difíciles, el museo es muy reciente y las ayudas simplemente no existen. Habrá que esperar pero lo conseguiremos. Más difícil ha sido crear el museo y ahí está.

3. Con la apertura de este Museo del Cine, ¿qué pretendéis lograr en la sociedad de hoy en día?

Debido a nuestra experiencia en exposiciones itinerantes y temporales y, ahora, con las exposiciones permanentes en el museo, sabemos que el séptimo arte es un atractivo único para jóvenes y mayores, pero también un gran desconocido en su interior. Cine es fama. Los Oscar, los Goya, los actores, las alfombras rojas, el glamour, todo esto es muy conocido por todos y ejerce un magnetismo impresionante hacia todo aquello que representa físicamente a un arte tan popular. Sin embargo, si tratamos de adentrarnos en él resulta ser el gran desconocido. Es fácil comprar una revista e informarnos de la vida pública y personal de cualquier persona impregnada de la fama que proporciona el cine, pero si hiciéramos una encuesta preguntando al público sobre cómo nació el cine o cuáles fueron sus precursores muy pocos lo sabrían. Es un tema muy puntual que tampoco tiene por qué conocer quien no es experto en ello, pero de un atractivo enorme para quienes le descubren. De ahí que nuestro objetivo es mostrar la historia del cine a través del aparato proyector, sorprendiendo al visitante por lo que se cuenta e impresionándole por lo que ve. He ahí el gran atractivo y nuestro gran propósito para la sociedad de hoy, pero también para las venideras que, gracias a la conservación de las obras que mostramos y de la historia que ellas encierran, conocerán los entresijos de lo que todo el mundo dice saber pero casi nadie conoce.

Universidad de mayores

GRUPOS DE VISITANTES AL MUSEO DEL CINE.

Añade tu comentario